¿No sabes cómo presentar tu idea?

Actualizado: 13 de mar de 2019

Todo comienza con un buen relato.


¿No sabe como presentar su idea?

Llevas semanas hablando de tu idea pero no has logrado que el resto de la organización se contagie con ella. En la mitad de una reunión, otra persona propone lo mismo que tú. La audiencia se da vuelta y dice “¡qué buena idea!” y se elabora un plan para explorar su implementación.

¿Te parece conocido?


El mundo está lleno de ideas que se han quedado olvidadas porque sus creadores no han sido capaces de explicar a los otros por qué la suya es una buena idea. Esto se ve en todos los ámbitos de todas las organizaciones, generando pérdida de productividad y desmotivación en los equipos.


En este blog voy a intentar resumir las buenas prácticas que hemos aprendido de nuestra experiencia apoyando a altos ejecutivos y empresarios para presentar sus ideas.


1. Comienza demostrando el valor que puede generar

Cuando una persona tiene una idea, se enamora tanto de su solución, que se olvida de explicar para qué era importante encontrar esa solución, cuál es el problema y por qué esto es relevante.


2. Conecta a la audiencia con el problema y la necesidad de solución

No basta explicar claramente la necesidad que se está resolviendo: se debe hacer sentir que esta es una necesidad para la persona que está escuchando la presentación.


3. Muestra evidencia y no te quedes en el campo de la especulación

Cada argumento que utilices para demostrar tanto que existe la necesidad como para validar la solución que propuesta, debe tener evidencia objetiva que la sostenga.


4. Presenta una solución efectiva a la necesidad que demostraste

Asegúrate que la solución que propones resuelve todas las aristas del problema expuesto.


5. Se breve y conciso

Lo ideal es tener un set de 3 argumentos por tema (el número 3 es un número siempre utilizado en retórica). Busca que tu presentación dure sólo 10 a 15 minutos más preguntas, esto es un máximo de 10 slides más anexos.


6. Indica cómo seguir

Puedes presentar una gran idea, pero si no se establecen acuerdos y próximos pasos, llegará al cajón del olvido. No te arriesgues y propone esos pasos aunque sean para discusión.


7. Termina la presentación de forma inolvidable

Si terminas tu presentación con una frase magistral que resume todo lo expuesto, pero en una forma totalmente inesperada, el clima de la reunión se torna amable y normalmente la predisposición a aceptar la idea o proyecto es positiva: prueba generando un slogan, una pregunta retórica, una rima, una imagen...


El relato es una suma de una idea y de cómo esa idea se logra traspasar: cómo el contenido se estructura y se entrega para persuadir a la audiencia.


Una persona que mejora la calidad de sus relatos es una persona que mejorará sus resultados. Una empresa que invierta en tener mejores relatos es una empresa que aumentará automáticamente su productividad.


Espero que nuestros consejos te sean de utilidad. Si te interesa construir tu relato o conocer más de este tema, pregúntanos a contacto@andreadelacalle.cl.