Hablar en público, ¿arte o técnica?

No importa cuánto talento natural uno tenga, las habilidades para presentar se pueden desarrollar y siempre hay un espacio de crecimiento.



Warren Buffett dice que “el arte de hablar en público es la competencia más importante para impulsar tu carrera.” En el mundo de los negocios, si no se comunica bien, le será muy difícil salir adelante y las habilidades de presentación efectivas se hacen cada día más relevantes.

Si bien nos han hecho creer que hablar bien en público requiere talento y que es un arte, la buena noticia es que se trata de una habilidad que se desarrolla con técnica y práctica, al igual que cualquier otra. Es cierto que encontramos personas con mayores condiciones naturales, pero no es menos cierto que todos tenemos un potencial por desarrollar y mejorar.

El mejor ejemplo lo representa el mismo Buffett que en la universidad no era capaz de hacer presentaciones por sufrir de pánico escénico y tuvo que tomar clases para superarlo. Lo mismo le pasaba a Kack Ma, multimillonario Chino, fundador de Ali Baba.

Permanentemente escucho frases como “no soy bueno para hablar en público” o “soy aburrido”. Yo les demuestro con sólo un par de sesiones que eso no es verdad: estaban intentando el camino equivocado, el de la imitación, y lo que tenían que hacer era buscar un estilo propio, ad hoc a su propia personalidad.

Yo comparto la opinión de Chris Anderson, creador de Ted cuando dice que “hay cientos de maneras de dar una charla y todos pueden encontrar un enfoque adecuado para ellos y aprender las habilidades necesarias para hacerlo bien”, lo veo a diario.